Cómo escribir una crónica

La crónica es un género periodístico que en palabras del periodista colombiano  Alberto Salcedo Ramos, sirve para informar e interpretar. Se trata de una manera de escribir en la que se conjugan la investigación desde un enfoque narrativo e incluso literario.

Las crónicas tienen como finalidad informar, pero también sensibilizar,  y contar o describir de forma cronológica un hecho importante.

Se trata del género periodístico ideal para abordar temas difíciles, ya que a diferencia de la redacción noticiosa que conocemos, esta permite hacer uso de recursos literarios con los que se pueden ilustrar mejor los hechos sobre un evento específico.

Las crónicas también permiten contar los hechos a través de la experiencia del periodista. Este último tiene participación, puede describir lo que sintió, vivió y experimentó en un lugar determinado como un testigo más.

Sigue estos consejos antes de escribir tu crónica

Por muchos recursos literarios que puedas incluir dentro de tu crónica, los inventos o la ficción no es una de ellas, por lo que si tu deseo es escribir una crónica como un profesional, nuestro primer consejo es que inicies la investigación.

Una vez que has seleccionado el tema que deseas desarrollar, el siguiente paso es conocer a profundidad todos los hechos.

Esto puedes conseguirlo por medio de entrevistas. Recurre a los lugares en donde se desarrolló la acción, consulta con vecinos, protagonistas, u otros expertos que hicieron una investigación previa a la tuya.

Salcedo expresa que la única manera de saber que ya tienes toda la información necesaria, es cuando los testimonios comienzan a repetirse, es decir, cuando las diferentes fuentes a las que has recurrido comienzan a repetir los datos e información que ya tienes.

Escribe una entrada que enganche al lector. Si sabemos que todos los artículos deben contar con una entrada fuerte, y la crónica no escapa de esta premisa.

Si quieres conseguir tu entrada ideal repasa los hechos una y otra vez, busca ese pequeño detalle que originó el hecho, y destácalo.

Otro consejo importante a la hora de escribir una crónica es la primera persona en la escritura. Puedes escribir en primera persona, siempre que tu participación haga una contribución a la historia, de lo contrario podrás prescindir de ella, o en todo caso no abusar.

Un último consejo para poder escribir tu crónica es enriquecer tu vocabulario, sabemos que esto no lo harás de un día para otro, por lo que debes comenzar ahora.

La lectura te permitirá terminar con las frases hechas, los lugares comunes, y te llevará a escribir de forma fresca, sin tener que recurrir a expresiones clichés para darte a entender.

Debido a sus elementos narrativos, las crónicas deben contar con  un inicio, una trama y un desenlace, por lo que se deben respetar cada uno de los elementos de tales momentos.

Características de una crónica

Las crónicas, al igual que los artículos noticiosos deben escribirse en función de contestar las cinco preguntas claves del periodismo: qué, quién, cómo, cuándo y dónde.

Sin embargo esto puedes lograrlo de una forma más romántica, detallada y profunda. Una de las características principales de las crónicas es humanizar el hecho noticioso, llegar al público y crear conciencia.

Al escribir una crónica puedes hacer uso de recursos literarios como el símil o comparación, la descripción, las metáforas o cualquier otro recurso que quieras emplear, las crónicas son así, maravillosamente permisivas.

Entre las características de las crónicas, podemos destacar además que está pensado para narrar una historia de manera cronológica, los cuales generalmente se basan en tiempos cortos.

Las crónicas son minuciosas y cuentan muchos detalles, los cuales se han debido obtener por medio de la investigación previa.

Siempre hay un eje sobre el cual gira la historia de un personaje principal, aunque también se pueden incluir personajes secundarios.

Los títulos también deben ser creativos, tener tonos novelescos, más que noticiosos.

Aspectos a tomar en cuanta al momento de escribir una crónica

Las crónicas como ya se ha dicho son una joya de la escritura que se encuentra en medio de dos géneros importantes, como lo son la literatura y el informativo.

Y aunque se pueden emplear en cualquier tema, es conveniente saber escoger el contenido que se va a desarrollar.

Hay hechos noticiosos que es conveniente tratarlos como noticias, mientras que otros se prestan más para desarrollarlos como una crónica, y son aquellos temas sociales que pueden de una u otra forma generar un cambio.

Si estás deseando escribir una crónica y ya tienes el tema perfecto para tal fin, solo nos queda darle unas últimas consideraciones, que le permitirán crear un texto de calidad.

Así como la entrada es importante, el cierre también lo es. Usualmente el inicio y el final de una crónica están relacionados o llegan al mismo punto.

Las crónicas no deben dejar información por fuera, todo debe ser aclarado y especificado, de forma que el lector sienta que ha leído una novela y pudo conocer a todos los personajes y saber que fue de cada uno de ellos.

El lenguaje que se utiliza para desarrollar una crónica debe ser conciso,  de igual forma la historia debe ser directa, sin caer en recodos que desvíen la atención a otros lados.

La información no debe brindarse toda en los primeros párrafos. Una de las ventajas de las crónicas es que permiten dosificar el suministro de la información a lo largo del texto.

Deja un comentario