Cómo escribir un artículo científico

Existen ciertas pautas que se deben seguir al momento de redactar un artículo científico. Por eso, este artículo lo dedicaremos a la escritura de este tipo de contenido.

Con esta entrada esperamos brindarte las mejores herramientas para que redactes un artículo científico de calidad. De igual forma, aprenderás qué es, cómo se organiza y cómo es la  estructura del mismo.

¿Qué es un artículo científico?

Es un tipo de artículo que se pretende publicar y en el cual se plasman los resultados a aportes generados en una investigación, este componente, es lo que hace que sea científico. Su objetivo es contribuir con conocimientos para nuevas investigaciones entre la comunidad científica.

Se debe comprender que por comunidad científica no se hace referencia a las personas que usan una bata blanca y que trabajan en un laboratorio. Dicha comunidad está conformada por un grupo de personas de cualquier área del conocimiento que se dedica a investigar con el fin de generar nuevos conocimientos.

Estas áreas abarcan a las ciencias naturales, ciencias sociales, ciencias de la salud, ciencias jurídicas, ciencias económicas y administrativas, el área de diseño, arte, humanidades y de ingeniería. En definitiva, todas esas áreas que aportan al crecimiento económico, político y social del país.

La UNESCO señala que un artículo científico tiene como finalidad esencial, transmitir o comunicar los resultados generados en una investigación. Por tanto la redacción es para los lectores y no para el investigador.

¿Cómo se debe escribir un artículo científico?

Para escribir un artículo científico existen varios elementos que se deben tener en cuenta y que la estructura debe respetarse.

Aunque hay ciertas variantes la regla general será la que te expliquemos aquí. Así que lo más idóneo es comprender estos puntos para que sepas cómo escribir un artículo científico.

Escribir este tipo de artículo es una tarea bastante compleja, puesto que debemos clasificar y ordenar la información y luego estructurarla para que el contenido sea comprensible, y la lectura sea bastante amena y atractiva para las otras personas.

Así que lo primero que debes plantearte es ¿qué quieres escribir? ¿hacia qué público te vas a dirigir? ¿qué es lo que pretendes comunicar?

Responderte estas preguntas te va a permitir saber con precisión el objetivo del artículo, y el público que le interesa y leerá el artículo.

Pautas para redactar un artículo científico

A continuación, te desglosaremos de forma clara y comprensible, todo lo que necesitas saber para que redactes un artículo científico de calidad, y que además sea fácil de leer y comprender.

Algo elemental a considerar es el formato y la estructura que debe contener el artículo. Generalmente la estructura de este tipo de artículo tiene este orden:

  1. Título.
  2. Resumen.
  3. Introducción.
  4. Desarrollo.
  5. Conclusiones.
  6. Referencias bibliográficas.

Titulo

Es la parte más visible del artículo, es decir, es lo primero que verán los lectores. Por ende, este debe dar una idea general sobre que trata el artículo y a la vez debe ser atractivo para que el lector se enganche hasta el final. Tal como lo harás tú con esta entrada.

Resumen

Todo artículo científico debe contener un resumen que sirve para que el lector sepa sobre que trata el artículo y también para captar más su atención.

Por lo regular, este debe contener los objetivos del artículo, el problema que se investiga, la metodología que se utilizó, el alcance de la investigación y esbozar brevemente los resultados conseguidos.

La extensión del texto no debe superar las trescientas palabras. Debe redactarse en pasado y de forma impersonal. Al final del resumen debes colocar no más de cinco palabras claves que le resalten al lector que se pretende transmitir, por eso debes ser muy cuidadoso en seleccionar las más idóneas o relevantes. También debes plantear el resumen en idioma inglés.

Introducción

No se puede confundir la introducción con el resumen porque son completamente diferente, aunque el propósito de ambos tenga cierta relación. La introducción es el segmento más importante de un artículo científico.

En ella se deben exponer los objetivos que serán tratados en el artículo. Igualmente se debe plantear las razones que han motivado a la realización del estudio, qué otras investigaciones previas existen. Es también el espacio correcto para justificar la investigación y las causas que la hacen posible.

La idea es que la introducción sirva para motivar al lector para que termine la lectura de todo el trabajo. Una buena estrategia de enganche es colocar preguntas claves que generen interés, y hacer saber que en el transcurso del artículo se irán develando las respuestas a esas interrogantes.

Desarrollo o cuerpo del trabajo

Es la parte central del artículo. En ella expones todo los antecedentes que te permitieron sustentar el estudio y también debe contener la metodología utilizada durante el estudio. Es decir, en este segmento es donde explicas a profundidad todo lo que has hecho durante el proceso de investigación, y cuáles son los estudios previos que has utilizado para comparar tus resultados.

Lo ideal sería que inicies esta parte explicando la metodología utilizada durante la investigación, en otras palabras, explicar cómo se ha hecho el estudio.

Debes mencionar todos los recursos que utilizaste, cuál fue el diseño de la investigación. También debe contener la población y el entorno donde se ha realizado el estudio.

Luego de ello enfócate en explicar las investigaciones previas que sustentan tu estudio. Parafrasea el contenido, aporta citas que validen la investigación. Aclara las dudas planteadas en la introducción y es propicio que se definan los conceptos claves o aquellos que no son muy claros.

Conclusiones o recomendaciones

Es la parte final del documento y la más ansiada por parte del lector. En ella se deben incluir todas las conclusiones a las que ha llegado el investigador. Es decir, es el espacio correcto donde se exponen los resultados y se avalan estos añadiendo las pruebas que se tengan. Lo usual es hacerlo mediante tablas y/o gráficos.

De igual forma se pueden agregar ciertas recomendaciones que el investigador considere pertinente, y cuya función sea ayudar a otros investigadores en caso de que quieran seguir con la misma línea de investigación que se ha llevado a cabo.

Referencias bibliográficas

Todas las referencias que se han mencionado a lo largo del texto deben aparecer aquí según el orden de aparición, y además se deben añadir otras referencias bibliográficas que, aunque no se mencionan en el artículo, el investigador ha utilizado durante el desarrollo de la investigación.

Consejos para escribir un artículo científico

Tiempos verbales

No existe una regla estándar que indique en que tiempo verbal se escribe cada apartado o si todo el texto debe ser escrito en un tiempo verbal único. Sin embargo, lo recomendable es escribir en pasado: el resumen, desarrollo y los resultados.

Por otra parte, se puede escribir en presente la introducción y las recomendaciones.

La voz

Dependiendo de lo que se quiere transmitir se debe usar la voz pasiva o la activa, y esta a su vez dependerá del autor. No obstante, en el idioma español lo que más predomina es el uso de la voz activa, especialmente cuando se anuncia el tema en las primeras oraciones.

No hagas uso de diminutivos, puesto que aportan emocionalidad al texto.

Léxico o terminología

Aunque la lectura debe ser amena y atractiva, eso no significa que debemos dejar de lado los términos científicos y el léxico de palabras propios de la comunidad. Se debe evitar aclarar términos, puesto que el artículo está dirigido a otros lectores dentro de la misma comunidad científica, y que ya son expertos en las expresiones técnicas que utilices en la narración.

Concisión

Evita las redundancias, las extensiones de palabras, párrafos innecesarios que no aporten datos relevantes al texto. No anticipes una idea, ve directamente sobre ella y desarróllala. Es algo que te agradecerán los lectores.

Tono del texto

Un artículo científico es también de uso académico, por ello debes tener un tono profesional y meramente científico. No debes incluir chistes o anécdotas personales.

El contenido es meramente descriptivo y debe usarse para reseñar los resultados de la investigación.

Aspectos ortográficos y sintácticos

Los errores de ortografía son inaceptables y del mismo modo, el uso inadecuado de negritas y cursivas. Respeta los signos de puntuación y las reglas de acentuación. En general, haz uso correcto de los aspectos formales de la escritura.

Del mismo modo, se ha de cuidar mucho la sintaxis. La coherencia y la cohesión son la clave para escribir un texto muy atractivo. Lo recomendable es ordenar previamente las ideas y en qué orden deberían de aparecer para que la coherencia entre las mismas sea armoniosa.

Hemos llegado al fin de nuestro artículo. Esperamos nuestro contenido te sea de gran utilidad y te sirva como una guía para escribas el mejor artículo científico que todos van a querer leer.

Deja un comentario